viernes, 7 de septiembre de 2012

REMEMBER ME WHENEVER NOSES START TO BLEED...





Y la carne se hizo verbo y deshabitó los rincones.  La cama que ahora arde, mi frente que hierve, mis dientes mordiendo el aire… y la oscuridad profunda, esta mañana que no llega me sume en el desespero, en las ganas de correr y explotar en mil pedazos, mi misión letal con la que pretendo extinguir los universos… no son ustedes, soy yo… Al principio quise ser mujer, luego pirata, a veces quise ser hombre, y luego fui imaginaria, hubo un momento en el que pensé en ser estatua pero lo inmóvil y lo perpetuo me causan un temor indescriptible, la idea del abismo del tiempo y los siglos de los siglos me causa pavor… Pero luego viene la nada… Todo es increíblemente perecedero, el amor, la gente… Y sin embargo te amaría por siempre…  O hasta que la memoria me permita… Los para siempre son finitos… Incluso la eternidad mas larga llega a su fin…  El agua caliente en la ducha… Soy carne y sangre desintegrándome y escapando por el sifón… ¡ah! No esperen… ¡es que el pelo se me destiñe! Tiempo que pasa volando y yo mirándome en el espejo, ahora tengo una cicatriz en mi vientre, una quemadura en la cintura, unas cicatrices en la lengua y un tatuaje en  la espalda… Siempre realizo el ejercicio de inventariarme desde que era niña, siempre un largo tiempo frente al espejo…  Hago cuentas y los años pasan…  Y aun así de vivir tan rápido siento que no he vivido nada en absoluto y estoy cansada y sin ganas de nada… 

Lo poco que podría escribir se pierde en fragmentos de sueño… El desespero por habitar mis mundos creados es aniquilado por el cansancio… El tiempo no pasa en vano… Ahora quiero dormir mas. Me imagino de niña… soy una versión retorcida de todo lo que quise ser… menos en lo que escribo, así exactamente quería ser… ¡Si que era una niña deprimida! Jajajajaaja, las gafas puestas, y siempre la niña buena, siempre el cordero con la bestia en las entrañas.  Angustia, y arrugo la frente… Las palabras son algodón y me empiezo ahogar…  ¡No más, no más!… No quiero hombres que con cobardía me despiertan cuando estoy soñando, no quiero mujeres histéricas, ni causas perdidas, YO la amazona, cabalgando en una sola carcajada planeo estallar planetas enteros.

Cuando el día termina y el asco me agota, trato a toda costa de que todo no vuelva a empezar, y en una labor menos repetitiva trato de detener el tiempo para el mayor de mis crímenes…  Y luego huir, a lo creado, a lo inventado, a lo escrito, porque yo, que estoy hecha pedazos, yo el explosivo… aspiro a encontrar la manera en este oficio, este oficio demente, este oficio inútil, este mi oficio, el de hacer de la carne verbo. 

No hay comentarios: