miércoles, 4 de enero de 2012

SIEMPRE NOS QUEDARÁ PARÍS...



Siempre habrán otras vidas, mis reencarnaciones inconclusas, tus existencias magnificas… y si digo las cosas que digo, da la impresión de que no he aprendido absolutamente nada… suele pasarme… por eso sigo viviendo… de casta en casta… de cuerpo en cuerpo… mariposa, niña, bacteria… Isabel… tengo cuentos para que duermas y un necesidad infinita de contártelos… y poder detener el tiempo, que sería el último de mis crímenes para poder estar contigo… bueno si, y también por mi necesidad egoísta de ser siempre Hermosa y de que no me pasen los años…
Los pecados cometidos, son harina de otro costal, me hice diferente para contemplarte… me quite el maquillaje corrido que me hacía lucir como si nunca hubiese estado feliz… escribo para no olvidar… y ni por mi bien me permitiría olvidarte… hay dolores muy profundos… hay dulzuras que envenenan…
Mis pies pequeños… tus brazos conteniendo el infinito… mi vida entera resumida en un segundo… parecido a la muerte, parecida a mi infancia… mi existencia resumida al momento en el que tú la reconoces… y los firmamentos derrumbados por los que caminaba descalza con esos escombros que me rompían algo más que la piel… los arrastró el viento… los lavó la lluvia…
Tengo otras vidas… o al menos eso espero… tal vez esos soles no sean verdes en otros mundos en otras existencias en otros tiempos… en otros sueños … y así te leería más a Bécquer, los dulces claro… porque a veces tiene una poesía de lo más resentida… jajajaja y te escribiría algo mejor… siempre me estoy despidiendo… siempre me estoy yendo y todavía no me he ido… siempre estoy dispuesta dar la retirada…
Y cuando por fin me haya ido… me voy a dejar crecer el pelo por ti… porque el rojo tiene que extenderse a ver si alguna vez puede siquiera dejar mi rastro…
Tengo un nudo en la garganta. Creo que voy a llorar. No se… si estoy haciendo lo posible por sonreir.
Tus chistes son malos. Nunca me hacen reir, si me rio es porque me rio de ti… el mundo seguirá girando verdad? Y debo salir al mundo a tratar de que no me trague… y a que no se rompan los lazos que nos atan a pesar de las catástrofes…
El sol de la mañana me molesta infinitamente en la cara y no abro los ojos… me doy la vuelta en mi cama vacía, y sonrío un poquito para no llorar… porque siempre puedo reencarnar… porque si existimos aquí también puedo escribirnos y escribirle un mejor final… porque si existimos aquí con suerte volveremos a existir en otra parte… y como yo siempre quiero cometer las mismas cosas…