martes, 16 de junio de 2009

Isabel


Por: Isabel Bohorquez

Santa Isabel de Hungría estaba ahí, con las rosas púrpura en el manto. La escalera de caracol y el arrepentimiento se los devoraba. Santa Isabel de la inexistencia, todos se disuelven en sus plegarias, afuera… Santa Isabel de los pecados, un cigarrillo y se sumerge en su propio desamparo… toda la noche despierta, cuando todos los excesos se acabaron.

1 comentario:

Reyes del Tattoo dijo...

Hola isabel:

Soy Tonito Jack... me encanta tu blog, lo veo muy interesante y eres ademas una mujer bien guapa, si me permites decirlo... espero que sigas trabajando en ese blog tuyo tan bonito... se echa de ver que eres una persona muy inteligente; raro por que la mayoria de chicas bonitas.... bueno no dire nada, siempre hay excepciones... bueno, muchos besos y abrazos....