viernes, 28 de noviembre de 2008

mi mala sangre me ampare*

Por: Isabel Bohórquez.



Luego... igual tuve la certeza... de que la salvación... y la redención son cosas casi que negadas para los parias como yo... y también... que nadie puede salvarme de mi misma... ni del tedio... ni de la soledad que carcome el corazón de las mujeres de mentiras como yo... ni del amor que nunk se encuentra... ni de desvanecer ni de nada... por eso me desprendí…


me dijo: qué profundo...


y yo le dije: si, claro... como los abismos... profundos.


*E. Bunbury. Bajo el sol.

1 comentario:

Isabel dijo...

perdón por lo de mocoso...